No me dejes

Beaver Gnawings

M.Fitzpatrick

Anuncios

Vuelven a Danzar …

(Poema Idílico)

 

Vuelven a danzar las aves

del aire

de tu vida.

En un vaivén de duda,

finalmente se posan

sobre mi mano.

Recorren sus alas el ritmo de mi respiración,

y lo aumentan,

y lo calman,

todo a la vez.

Luego,

recorren el camino de mi vida,

hasta mi corazón.

Y allí tejen un nuevo nido,

y allí limpian las esferas incandescentes del dolor.

Un dolor que necesita tus labios

pronunciando ecos lejanos de dicha,

aquella dicha que vivimos un segundo,

un instante,

mezcla de eternidades compartidas,

de risas y lamentos,

de silencios y diálogos.

Vienen las aves de primavera

a posarse en mis cabellos recién lavados,

y aún el sol les indica, con sus destellos,

el camino directo hacia mi oración: mis ojos, mi boca y luego mi alma,

desnudos ante las aves del paraíso,

que nunca recorrieron el terrenal,

sino aquél que anida mucho más allá,

en Nuestro Secreto.

Texto: ©ConMuchoGarbo.wordpress.com

Imagen: A Throw of Dice, 1929

 

AUSENTE

Le cantas a tu desesperanza
una canción tierna de alabanza.
No gritas en el vacío de la noche
mi nombre,
como de costumbre.
Enciendes tu cigarrillo,
esperando el momento
en que, por fin,
mi imagen venga a ti.

Y siento desde dentro
un sufrimiento lento;
siento que llega el alba
y mis párpados están todavía sedientos,
sedientos por alcanzarte
esa estrella
que en el cielo vimos al mismo tiempo.

Te limitas a divagar,
a soñar,
a auscultar sombras difusas,
mientras yo te envío rauda,
intermitente,
todo el caudal de nuestra sabiduría.

(Publicado el 13 de octubre de 2009)

Copyrighted.com Registered & Protected  MENE-TP6F-5NDH-PXVM

Imagen de cabecera: MissionGalacticFreedom