PARADOJA

(Me siento perdida entre gritos aún no expresados, pero presentidos,

entre el gentío invisible que cruza las carreteras olvidadas del pasado,

aquellos rostros que nunca observé, pero que entraron por mi ventana,

hacia el enigma de mi interior.)

Espejos que cruzan desatinos y riscos que dejan caer piedras de nieve…

Y allá abajo estás tú, el cielo que cayó,

que se hundió,

por mucho que mis agrietadas manos lo quisieran sostener.

El hoyo fue profundo, y los ríos susurraron en vez de cantar

como lo hacían en las claras mañanas.

Y luego se quedaron mudos, como el ángel que no puede socorrer

aunque lo intenta,

porque aún es joven para tanta sabiduría y entrega sin miedo.

Bajé a ese hueco que el cielo dejó,

lo bajé sin prisa,

y entre el caos , entre la muchedumbre incrédula y doliente,

me crucé con cosas inexplicables, maravillosas.

Si, ahí en el hueco de la tierra, el cielo había caído.

Y las estrellas cuajaban los surcos agrietados, los caminos polvorientos

por entre los túneles de la duda.

Un manto de luz se había caído abajo.

Qué hermoso fue vivir tal paradoja.

Qué vivificante sentir el frío helado en la caliente herida.

Y cogí ese manto,

Y con él envolví mi corazón, y subí deslizándome hacia arriba,

una forma inaudita,

límpida

y sincera.

Y ahora te hablo,

mi querido recuerdo, tan triste y lloroso como un niño.

Te llamo en la distancia,

porque te amo,

pero en la distancia me entrego a ti, día tras día,

sin pena ni dolor,

con el fulgor de las estrellas aquellas

que una noche se deslizaron por tu camino,

del cual nunca pudiste ya más salir.

Un beso.

Publicado el 3 de septiembre de 2003

Imagen: Amelies Welt – Auswahl neuer Bilder
 

Anuncios

4 thoughts on “PARADOJA

  1. Los recuerdos… Que aunque no los llamemos, como tú hiciste, aparecen a nuestro lado, a veces tan, tan dentro de nosotros que parecen vivencias de ese momento y no recuerdos… Recuerdos… ¡Qué haríamos sin ellos…!

    Muy bonito, Carmen. Un precioso escrito.
    Un abrazo, para que lo añadas a tus recuerdos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Juan, me alegro mucho que te haya gustado este poema. Sí, es cierto, a veces se hacen tan presentes por su intensidad que nos hacen sentir de nuevo allí mismo, en aquel preciso instante. Será quizás una forma de viajar por el tiempo y el espacio?

      Tomo ese abrazo y lo añado a un tiempo sin tiempo. Gracias, amigo!

      Me gusta

💌 GRACIAS POR TU VISITA, Bienvenid@ !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s