Los Capirotes del Siglo XV

Image1

LA MODA EN EL SIGLO XV

Las modas cambian, se repiten, y también se mejoran. Si nos paramos a ver cómo la moda ha ido evolucionando para hoy en día hacerse más simple, nos sorprenden las formas en que la belleza se distinguía con ciertos tocados que las mujeres de clase elevada utilizaban como moda, y para distinguir su belleza, recurriendo muchas de las veces a formas que resultaban incómodas, aunque eso ocurre en todas las épocas, incluso en la nuestra, con los tacones altos de aguja.

Este es un extracto referido a uno de los capítulos del libro El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, escrito en 1906 por una tal Mrs Aria. El libro recorre las épocas diferentes, comenzando con la clásica, y en 20 capítulos nos lleva hasta el siglo XIX, para luego acercarse a las formas de vestir de 1900, tanto para la calle como para el teatro, salas de baile, etc. Me he concentrado en el siglo XV por el tema de los tocados y los famosos capirotes. Si habéis oído alguna vez decir a alguien “Esa es o está tonta del capirote”, se refiere a que está mal de la cabeza, pues los capirotes eran de dimensiones tan grandes que el insulto se hace aún mayor.

No me digáis que los vais a utlizar para coger el metro o el autobús, aunque… quién sabe…

La extravaganza llevada a un punto fantástico continuó su camino durante el siglo XV; los vestidos se llevaban ceñidos fuertemente a la cintura, y sus bordes iban resbalando por el suelo, mientra que los cuellos planos de terciopelo o de pieles se acentuaban hacia adelante y su corte mostraba un peto cuadrado. Las mangas ostentaban varias decoraciones, apareciendo al final de las mismas pequeños pliegues que se cerraban fuertemente en las muñecas. Los tocados, celebradísimos e inolvidables para la cabeza en forma de cuernos rellenos de estopa hicieron su aparición en Inglaterra durante el reinado de Enrique V y Enrique VI, especialmente en su última etapa, con forma de corazón; y largos turbantes al estilo turco fueron muy aceptados en las mujeres durante gran parte del reinado de Eduardo IV.

El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson
El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson
El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson
El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson

El capirote tuvo su punto culminante en cuanto a popularidad durante el reino de Eduardo V. En pocas palabras puede describirse como una pañoleta de lino fino soportado por cañas o cables, siendo de hechura sencilla o adornadas de oro. Su estructura se proyecta hacia adelante desde la parte trasera de la cabeza, y por debajo el cabello se recoge en una redecilla de oro o bordado. El capirote original era un tubo largo en forma de embudo en brocado hecho con cuentas de cristal y fijado firmemente sobre la cabeza, y desde arriba colgaba un fino velo. El “capirote pequeño” era un tocado corto cubierto con un velo que caía sobre los hombros. Los capirotes eran grandes o pequeños, sencillos o decorados, dependiendo de los gustos de cada individuo, y su adopción fue muy común tanto en Inglaterra como en Francia, dando un cambio bastante evidente a sus predecesores, las capuchas pequeñas, y gustaban tanto como los capirotes de dos cuernos, con cuernos de casi un metro de largo. La tela del capirote era rígida, para que los finos cables o las cañas llevaran a cabo su propósito con éxito; y con el fin de acentuar aún más la importancia de estos capirotes los lados se hacían muy anchos, tanto que pasar a través de una puerta resultaba un trabajo sumamente difícil.

El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson
El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson

Para terminar, este tocado de la Reina de Inglaterra. Parece increíble que pudiese llevar semejante peso en el cuerpo. Pero resultaba un traje llamativo y sobretodo poderoso e imponente.

Traje completo de la Reina Isabel
El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson

Extracto de El Traje: Imaginativo, Histórico y Teatral, por Mrs. Aria. Ilustraciones de Percy Anderson

Imagen de cabecera tomada de Flickr

Anuncios

13 thoughts on “Los Capirotes del Siglo XV

    1. ¿Tú te imaginas el rato que se tendría que pasar para ponerse uno de esos? y sin contar el dolor de cuello al acostarse, con la tendencia a ir recta para que no se caiga por nada del mundo. Y qué pasaba cuando se caía, se iba al suelo también la dueña del capirote? Ademas es que no se podría ni ser uno mismo, si alguien te llama y tu te giras, tienes que hacer suuuuper despaaaacio, como si no quisieras hacerlo, no vaya a ser que al girar te tumbe al suelo el capirote. Es bonito pero no para no ponerlo, pero si hubiesemos vivido en aquel tiempo ya te veía a ti llevandolo lo mismo que yo, sin darnos cuenta que como el corsé, todo tiene un límite .;) BESOS 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. jajjaja no quiero ni imaginarlo jajjaja, desde luego para ir con prisas no sería, y para saludarse todo un numerito jejej. En fin, menos mal que nos hemos librado de este tipo de artilugios, que serían muy estéticos para la época pero nada funcionales…aunque si nos hubiera tocado…ya ves…las más elegantes seguro 😉 Besitos

        Le gusta a 1 persona

        1. Jajaaaa seguro que sí! Bueno, cuando nos tomemos algún dia ese café podemos ponérnoslos y escribir nuestros blogs! Y nos hacemos un selfie de paso, que locura, jajaja. Besos también, feliz resto de día (bueno allí donde estás es noche ya) Asi que… Felices Sueños, Inés!

          Le gusta a 1 persona

💌 GRACIAS POR TU VISITA, Bienvenid@ !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s