EL FEMINISMO EN FOTOGRAFÍA .

Image1

Una muestra de Fotografía Feminista. Con mucha denuncia, con el mismo mensaje, aunque siendo simplemente en blanco y negro, sin acceso a programas digitales de alteración, me parecen muy poderosas y llenas de mensaje. La verdad es que uno no necesariamente tiene que estar afiliado-a al feminismo para comprender la situación que se explica en las imágenes.  Cuando he visto estas imágenes me he dicho que no tienen tiempo, aunque en algunas lo que se intenta denunciar quizás ya no sea tanto motivo de denuncia, especialmente cuando más y más mujeres han tenido acceso al mundo ejecutivo laboral que nunca antes se hizo. Aunque… quizás esta no sea la meta de la liberación femenina, o tampoco forme parte de la auténtica y verdadera liberación de una mujer o de ser feminista.

Se trata de temas que siguen estando al día, y cada persona que mira las imágenes puede tener un concepto diferente acerca de lo que transmiten, muchas veces dependiendo de lo que le ha tocado vivir a cada uno de los que observan este tipo de arte con denuncia incluida.

Yo voy a añadir un texto con lo que me sugiere y lo que comprendo de cada imagen, que son solamente cuatro.

¿Qué os sugieren a vosotros-as? ¿Qué os hacen sentir? ¿Os recuerdan algún episodio en vuestra vida? ¿Pensáis que siguen estando al día?

Las fotografías fueron hechas en los años 70, y siguen siendo vanguardistas en mi opinión.

Las pongo tras un “Leer Más” por su contenido sensible, aunque no se si funcionará en la forma en que está diseñado este blog.

215941-944-1180

RENATE EISENEGGER (*1949), HOCHHAUS (NR.1), 1974 Foto de 1974 de la artista feminista Renate Eisenegger (© Renate Eisenegger / SAMMLUNG VERBUND, Wien

Imagen de una mujer arrodillada en el suelo  (humillación) (abnegación)

Su rostro está teñido de blanco (máscaras sociales, máscara de pureza), así es como su sociedad quiere que ella sea (sociedad o religión y machismo)

215943-944-929

FRANCESCA WOODMAN (1958-1981), UNTITLED ROME, ITALY, 1977-1978/2006 Autorretrato de Francesca Woodman (© Courtesy George and Betty Woodman, New York / SAMMLUNG VERBUND, Wien)

Mujer que ha sido relegada a las tareas domésticas, o que simplemente es ella la única en la casa que las hace. Una mujer que sabe que ha sido utilizada y mentida sobretodo en cuanto a su potencial como ser humano. En un momento dado siente que ha sido crucificada o que su vida es una cruz… pero como mujer que es, esa crucificación se hace artística, sinuosa, etérea.

215940-944-1430

RENATE BERTLMANN (*1943), ZÄRTLICHE PANTOMIME, 1976 Fotografía de Renate Bertlmann ‘ataviada’ con tetinas de biberones (© Renate Bertlmann / SAMMLUNG VERBUND, Wien)

Esta imagen se presta a diversos significados. Por una lado, con el título Pantomima veo una mujer que es en realidad una niña-mujer, en su cabeza lleva esas tetinas de biberones (no crecer intelectualmente) pero tambien puede significar un deseo de atención conceptualizada por parte de los hombres, como mujer a quien no se le ha dado el puesto que merece, su meta es solo la de atraer a los hombres y para deleite de los hombres. Su único deseo tiene que ser el sentir que los atrae.

Sus manos, elementos de hacer artístico también están relegadas al disfrute de los demás, como objeto sexual y no como hacedora de cualquier signo de elevación artística, mental o espiritual.

Su femineidad también está llena de tetinas de biberones y unos mandos que modulan el ritmo del éxtasis que provoca o que la modulan a ella misma en su expresión sexual.

Así esta imagen puede representar a la mujer como elemento de satisfacción sexual, y por otro lado también puede representar el estado en que la mujer debe de llevar su existencia: callar cuando se le dice, hacer cuando se le ordena, es una niña que dejó el colegio para continuar sintiendo la disciplina del hombre, aunque éste sea la antítesis de un hombre de letras, sensible y comprensivo. La lámpara me sugiere que la destrozado en un ataque de llanto, y cualquiera la ve como si fuese una niña consentida. En realidad es una mujer que sufre.

215944-944-1364

LYNN HERSHMAN-LEESON (*1941), ROBERTA CONSTRUCTION CHART #1, 1975 La artista Lynn Hershman-Leeson creó un álter ego Roberta Breitmore como su propia representación (© Lynn Hershman Leeson / SAMMLUNG VERBUND, Wien)

Esta imagen me parece muy interesante, porque es un reflejo de aquella sociedad que va siguiendo. La imagen muestra la parte fea de hacerse guapo, es decir, de ser artificioso, de no dejar la belleza natural surgir, de tener que estar maquillándose para ser aceptado en el sector profesional, en el sector familiar, en la vida de cada día. La mujer tiene que ser artificiosa, y siéndolo no deja ver su auténtica belleza, poco importa que esa sea la que el hombre quiere o no. Aceptarse tal como se es, sin artificios es algo que no es signo de nuestros tiempos tampoco.

Pero lo que me resulta tan adecuado es la similitud y paralelismo con el sentido actual de artificio. Ya no se trata de ponernos maquillaje, sino de operarnos el rostro, y así podéis imaginar en lugar de tonos y marcas de cosméticos, unas líneas que van diciendo “botox por aqui”, “lifting por allá”, y un largo etcétera de nombres diferentes que denominan las técnicas diferentes para alterar el rostro.

Y también, es una imagen paralela a la que haríamos hoy cuando pensamos en cómo alterar una imagen en Photoshop.

Ahí lo dejo ❤

Imágenes tomadas de 20 minutos

Ver más imágenes de esta exposición de Arte Feminista de los 70

Imagen de cabecera tomada de Flickr
Anuncios

💌 GRACIAS POR TU VISITA, Bienvenid@ !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s