SUEÑO

Imagen: toutlecine.com

La pasada noche tuve un sueño maravilloso, lleno de elementos surrealistas. Habíamos realizado un encuentro personas a las que he conocido en diversos países en los que he vivido. Los países son ciertos, pero no las personas que aparecian en mi sueño: familias a las que nunca he visto, de países diferentes. Habíamos fletado un avión para todos y dicho avión iba respostando en diversos países, donde recogía a familas, amigos comunes a mí. En una de las casas, del primer país, donde me reuní antes de que todos tomásemos el avión, había un miembro de una embajada, pero la persona no es conocida por mí en la vida real. También una familia que tenía una serpiente “tipica”. Típica significaba con cabeza como de dinosaurio y cuerpo de serpiente pero con cuatro patas. Sacadme este animal de mi vista, decía yo, no es de los que más me gustan, además es muy nervioso y siempre está corriendo. Tenía la cara de color verde pálido y relieves como el dragón de Gaudí en el Parque Güell. Tomamos todos el avión y nos fuimos a Francia. Alli vinieron otras familias, todas ellas conocidas mías, menos algunos primos, hijos o sobrinos a los que conocía por primera vez. También un muchacho con el cual había tenido una relación. Me levanté y le pregunté “tout va bien?” oui, tout va bien, me dijo. Bien de A à Z? , le pregunté. Oui, de A a Z. Entonces nos abrazamos y recordé cuando salíamos juntos y todavía él seguía deseando que aquello no hubiese terminado. Entonces nos fuimos a Suecia, donde un matrimonio amigo mío llevaba un hijo o sobrino, un hombre tan hermoso y con el cual estreché mi mano y ya no la soltamos durante un buen rato.

El dijo por teléfono a alguien algo así como “en el nombre de Dios” o “Juro por Dios que…” y luego lo volvió a decir en mi presencia, a mi o a otra persona, y ENTONCES me di cuenta de aquel hombre estaba hecho para mí, pues nunca antes en mi vida había visto alguien a quien se le iluminara la cara de aquella manera cada vez que pronunciaba la palabra “Dios”. Qué sueño tan lleno de paradigmas. Aquel hombre me cautivó y pensé por qué no le conocí antes si este es realmente el hombre de mi vida.

La persona en cuestión es Alf Kjellin, de Het (Tormento, 1945, escrita por Ingmar Bergman). En mi sueño aparecía como un hombre tierno pero fuerte, frágil pero intenso, lleno de un espíritu místico que me cautivaba.

ak1ak

Luego nos íbamos a un lugar frente al mar, todos nosotros. Un lugar cerrado, sin luz, donde al fondo había un gran ventanal que daba al mar. Dentro, el color azulado de muchos tonos diferentes había sido concebido de tal forma que el reflejo de la luz ofreciera tan bellos colores, donde estaba oscuro, el color era un turquesa, donde había más luz, el color tiraba al oscuro, y habían unas fuentes, apagadas, de extrañas formas.
Cuando la marea se hizo alta, entro y comenzó a surgir un surtidor y luego otro y otro, todos ellos de formas diferentes, dando un aspecto imposible de describir aquí.
Creo que ha sido uno de los sueños más hermosos que he tenido desde hace mucho tiempo.

Nota: Intentando buscar en google algún lugar parecido a la descripción de mi sueño, me he topado con esta imagen tan espectacular:

The spectacular Benagil Sea Cave - Portugal
The spectacular Benagil Sea Cave – Portugal By Diego Braghi http://diegobraghi.blogspot.com/2014/01/the-spectacular-benagil-sea-cave.html
Anuncios

💌 GRACIAS POR TU VISITA, Bienvenid@ !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s